Colombia

Sabor intenso y matiz de nuez

Esta maravilla colombiana entra en erupción al contacto con el paladar, con una sensación jugosa y sabores robustos, testimonio de la riqueza desbordante de los suelos volcánicos.

Sus sobresalientes notas finales, secas, con un matiz de nuez, elevan este café superior a un nivel propio. Desde el primer sorbo estarás de acuerdo en que merece la pena cada paso de la ascensión.

Una taza de Café Colombia combina balanceadas notas anuezadas y florales.